Opine en el foro Correo Instrucciones para colaboradores Vínculos Quiénes somos Mapa del sitio


 

Las Grutas de Cacahuamilpa
Por Gonzalo Rosado

Situadas en el estado de Guerrero a 146 kilómetros del Distrito Federal y declaradas como Parque Nacional el 23 de abril de 1936 están las asombrosas grutas de Cacahuamilpa.

Cacahuamilpa, que significa "en la sementera del cacahuate" es el poblado debajo del cual subyacen unas de las grutas más grandes y bellas del planeta. Con una extensión de dos kilómetros en la parte abierta al público, las grutas de Cacahuamilpa contienen enormes formaciones de estalactitas, que caen desde el techo hacia abajo y de estalagmitas, que van del suelo hacia arriba, así como estalagmatos, que son la unión de las estalactitas con las estalagmitas. La formación de estas tres estructuras son el resultado de millones de años de goteo incesante del agua a través de la piedra caliza.

Las grutas están abiertas al publico todos los días del año y cada recorrido es hecho con un guía quien va explicando las formaciones, la edad y las áreas, llamados salones, de los que consta la gruta. Hay 20 grandes salones separados por enormes paredes de roca natural y comunicados por una galería principal. Cada uno de estos salones tiene un nombre que ha sido dado por varios observadores que han visto todo tipo de formas: botellas de champaña, órganos, animales, etc. El recorrido total dura alrededor de hora y media.

La altura de las grutas va desde los 30 metros en la parte más baja hasta los 70 metros en su parte más alta. Dentro de las grutas hay un sendero que recorre los dos kilómetros del camino y la mayor parte de las grutas está iluminada con luz artificial ya que es imposible que la luz natural llegue a este sitio. Con frecuencia las formaciones de rocas forman caras y objetos que se pueden apreciar claramente. Lamentablemente el sendero por donde pasan las personas es tan artificial que le resta belleza a las grutas, así como la construcción de varios baños y otras instalaciones dentro de estas.

Actualmente se han explorado dos kilómetros más en estas grutas, los cuales aún no están abiertos al publico. Las exploraciones dentro de cavernas competen a la ciencia de la espeleología, y son muy difíciles: los exploradores tienen que tener un entrenamiento increíblemente complicado, y contar con mucho equipo costoso. Estas limitaciones han impedido que Cacahuamilpa haya sido explorada en su totalidad, y algunos especulan si no pudiesen ser estas grutas las mayores del mundo.

Aproximadamente a 80 metros por debajo de las grutas de Cacahuamilpa se encuentran dos ríos subterráneos que son el Chontalcoatlán que mide 8 kilómetros y el San Jerónimo que mide 12. Por estar tan abajo la filtración de agua no llega a ellos con tanta intensidad y sus formaciones no son tan asombrosas como las de Cacahuamilpa. Ambos ríos están bordeados por playas de arena, y la oscuridad es total en la mayor parte del camino. Estos dos ríos están abiertos para visitantes pero no son propiamente turísticos: carecen de iluminación artificial y de cualquier camino hecho por el hombre, por lo que las personas que se internan en estos lugares lo hacen bajo su propio riesgo y más en la búsqueda de aventuras que de admirar las formaciones. Para entrar a cualquiera de estos lugares se necesita una preparación adecuada así como el equipo necesario. Infortunadamente muchas de las personas que acceden a estos ríos no tienen interés por conservar estos lugares y no faltan los vándalos: varias de las rocas están pintadas con graffiti.

Afortunadamente, en Cacahuamilpa no ocurre esto, aunque sí hay signos de deterioro. Además, no faltan los turistas que arrojen basura sobre las formaciones y fumen en el interior de las grutas, disolviendo con el humo del cigarro capas de la piedra. Pero en general hay una muy buena conservación del lugar.

Las increíbles formaciones hechas por las estalactitas, las estalagmitas y los estalagmatos, la inmensidad que llegan a tener, el parecido de las formaciones con personas y cosas y los millones de años por los cuales el inagotable goteo ha construido estas formaciones hacen de las grutas de Cacahuamilpa un lugar lleno de sorpresas inimaginables y sin duda uno de los lugares más hermosos e impresionantes sobre la tierra.

© Panóptico, Gonzalo Rosado
Julio 27, 2000