Warfarina

El envenenamiento por warfarina requiere un consumo durante días de raticidas que contenga este tóxico. Se manifiesta con sangrados, derrames y moretones. La sangre puede estar presente en el vómito, heces u orina.


Notas para el veterinario

Fuente. La warfarina sódica se vende en veneno para ratones, en concentraciones diversas.

Dosis letal. Generalmente se requieren de 10 a 100 mg diarios durante varios días para producir síntomas.

Mecanismo de acción. Inhibición de la síntesis de protrombina y daño capilar.

Manifestaciones clínicas. El signo más consistente es el sangrado. Aparecen derrames en la conjuntiva ocular. Sangrados por la nariz. Hay vómito color café o rojo, y las heces contienen sangre fresca o digerida (melena). Hay sangre en la orina, así como otros signos menos evidentes de sangrado. Conforme continúa la pérdida interna de sangre, se añade fiebre, taquicardia, dificultad respiratoria, signos de asfixia y convulsiones en la fase terminal.

Causa de la muerte. Pérdida del volumen sanguíneo.

Detección. Examenes toxicológicos del contenido gástrico.

Acumulación. Es esencialmente un veneno acumulativo. Es raro que una dosis única produzca problemas porque en el hígado hay suficiente reserva de vitamina K. Al consumir la warfarina durante días, esas reservas se acaban y aparecen las manifestaciones.

Antídoto. Vitamina K 15-75 mg intravenosa, oral, subcutánea o intramuscular, según el tamaño del animal.

Tratamiento

Medidas de urgencia. Si la intoxicación es grave y la hemorragia severa, aplicar una transfusión con contenido normal de protrombina, o suero normal, que aunque tiene escaso contenido de protrombina, tiene grandes concentraciones de factor VII de la coagulación. Si es posible, la vitamina K debe administrarse en forma de vitamina K1 al 5 % en dextrosa al 5 %, por vía intravenosa, lo que inicia la recuperación de la protrombina en 30 a 60 minutos. Esto es necesario en animales gravemente intoxicados, pues la absorción de la vitamina K por vía intramuscular, oral o subcutánea es lenta.

Los hemostáticos tipo ácido oxálico no tienen utilidad alguna en la intoxicación por warfarina.

Medidas generales. Disminuir los estímulos en lo posible pues la excitación agrava el sangrado interno. La vitamina C puede ayudar a reparar el daño capilar.

Pronóstico. En general es bueno, si la hemorragia no ha sido tan extensa que haya producido daño a los órganos.


Comentarios y correcciones a red.hiperactivos@gmail.com

Página Principal de www.hiperactivos.com